Los varones de la Iglesia Providencia nos reunimos tres veces en el año para disfrutar de una rica comida (alta en calorías) y pasar tiempo juntos. El propósito de esta actividad es conocernos más y compartir temas de interés desde la perspectiva de Dios para los hombres. Una vez al año nos apartamos para tener tiempo sólo para nosotros, para desconectarnos del trabajo, la familia y tener un tiempo de renovar nuestra fe y amistad.